Un gobierno democrático

He escuchado las reacciones del gobierno contra la manifestación del sábado. No estoy a favor de financiar desde el Estado a ninguna Iglesia.
Colaborar en las iniciativas en las que las confesiones aportan a la sociedad, me parece de justicia.
Decir que va siendo hora de que se autofinancie, justo ahora, por la vicepresidenta, es poco más que miserable.
Pero que luego salga el ministro de justicia y diga que no se puede ir encontra de un gobierno democrático votado en las urnas, es algo más que miserable: Es por ser democrático este país por lo que uno puede estar en contra de todo, a todas horas y de la manera que me parezca bien. Es en los países no democraticos donde no se puede criticar al gobierno. Pues que vaya este ministro a donde no le critiquen.
Este país no se merece más idas y venidas de sectarios del siglo pasado. Es la trampa de los intolerantes que deje caer en unos post más abajo.
En cuanto le das las fuerza de los votos, de ser más o más listos, ahí los tienes amenazando y demonizando a los que no piensan como ellos. Lo he vivido en tantas esferas de nuestra sociedad que ya da asco.
¿Quién es nadie para ponerse por encima de creencias y opiniones para decir cuál es mejor o peor? No es precisamente la fuerza de los votos. En el siglo pasado nos comimos con patatas el no establecer a tiempo Estados de Derecho con instituciones fuertes, poderes indempientes y dejamos paso a comunistas, fascistas y nazis. Más de medio siglo soportando totalitarismos que no se han visto igual en toda la Historía. Sin que ahora nadie me justifique ese sacrificio.
Hay que defender el derecho de los conservadores a defender lo que creen bueno para ellos y para los demás. Sé que no han dado ejemplo, precisamente, de tal defensa. Pero no les puedo pedir más ahora: que defiendan como mejor sepan lo que creen.

Hay que empezar a tener poderes independientes de los políticos de estos partidos, sectas de sectas.
Todo el tiempo que perdemos en estas lindezas, lo perdemos para poder adelantar a España en la sociedad de la información. Todos los esfuerzos por excluirnos cada 4 u 8 años unos a otros, va en detrimento en poder desarrollar la creatividad y la inciativa privada, personal porque perdemos constantemente el objetivo: cada individuo, cada persona. O delante o detrás de los curas ¿no es lamentable?.
Si no se puede hacer en todas las esquinas de la sociedad ¿no tenemos derecho a tener instituciones donde puedas desarrollar todas tus iniciativas y talentos sin que te cobren por ello con una fe (ideologíca o sobrenatural) ? Espacios libres, aireados y frescos. ¿Por qué no abren las ventanas las universidades? Que aprendan de las grandes empresas a crear valor, conocimiento puro. Ya no son sólo siderurgias, ni sólo minas, sino que son empresas que invierten y crean conocimiento cuando no son sólo puro conocimiento.

Esto es lo que me juego con la educación de mis hijos: si tendrán que irse de este país o seguir en él para poder descubrir lo que desean y, lo que es más importante, realizarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s