Covacha: no todo vale

Covachas son todos esos centros de decisión en los que se retroalimentan sus miembros llegando a acuerdos sólo porque tienen enemigos comunes. Lugares donde el cotilleo y el juicio libre sobre la moralidad del resto de la humanidad no es un vicio, es la obligación de los elegidos. Lo son porque su misión es salvarnos, su visión es la interpretación paranoica de la realidad donde sólo hay buenos, malos y borregos. Covachas son lugares oscuros y húmedos, donde se esconden de la luz todos los que la libertad los deja sin personalidad. Covacha es el seno materno de los cobardes. Esta es la asignatura pendiente de los estados modernos. ¿Cómo se puede interponer frente a ellas poderes independientes y controlados? Frenamos a los poderes absolutos de monarcas pero no supimos cortar el paso a la llegada de sectas que tienen como determinación hacerse con le poder. Ahora que tenemos más perspectiva ¿Por qué no dedicamos un espacio para definir hasta que punto los comunistas, los nazis, fascistas, militares, populistas y demás sectarios han llegado al poder por los mismos métodos y formas? ¿Por qué no evoluciona la ciencia política hacía el estudio de cómo es posible definir un estado de derecho que sea garante de mi libertad y sea inmune a que podamos ser víctimas de covachas de demagogos y salva patrias, banderas, clases, razas y demás paranoias?
Ya hemos obligado a estas sectas a tener una doble vida, a vivir en la esquizofrenia que los frena para ejecutar lo que realmente piensan. Les obligamos a pensar una cosa, inconfesable fuera del circulo de iniciados y ha decir otra para poder ganar cierto respeto en la sociedad. A veces ese respeto no es tal. Simplemente se han organizad6 para poder estar en centros de decisión y poder. Nos los tenemos que tragar con patatas.
El siguiente paso es revolver la igualdad de oportunidades para que cualquiera, cualquiera sin tener que depender de tácticas oscuras, pueda realizar sus deseos. Repito realizar sus deseos porque, previamente, esta sociedad le ha dado la posibilidad de descubrirlos. Cuando eso ocurra veremos a todos los hijos de la oscura covacha sin argumentos para justificar porque han de gobernarnos los suyos porque, simplemente, no los necesitamos para nada.

Anuncios

Un comentario sobre “Covacha: no todo vale

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s