y la infancia es un lugar maravilloso pero de paso

El nacionalista insiste en ese paraíso perdido que es la infancia. Siempre nos llevará ventaja porque él si ha nacido, vivido y no ha conocido nada mejor que su nación.
Pero es una postura que otros consideran el último reducto para defendernos de la globalización y el poder del anticristo.
Y otros creen que disgregamos ideas superiores como lo que representa en la Historia una nación que en su Historia tiene dos elementos definitivos: librarnos de la ocupación musulmana. (Nunca le estaré más agradecidos a esos antepasados. Lentos pero seguros) y llevar la fe católica a Sudamérica.
Otros buscan a Europa como realidad definitiva pero corremos el peligro de que sea una estadio intermedio para llegar al poder global.
En todas estas posturas se sueña con un mundo perfecto y definitivo. La cuestión es si nos queda maniobra entre todas estas presiones. Se levantan nuevas amenazas y hay personas mejor colocadas que otras para obtener un beneficio que, en teoría, podría ser para todos. Ahora veo a mi hijo tumbado en el parque de mi cuarto y con los pies sobre la cama de matrimonio. Es de esos momentos en que se queda viendo los techos, ensimismado. Creo que esos momentos son los que me dicen que es un hombre feliz. Si puede pararse y estar tranquilo mirando a las musarañas es que nada malo le hace estar intranquilo, con lo activo que es.
Este muchacho deberá tener un mapa para moverse por la vida más rico y completo que el mió ahora. Fundamentalmente espero que le dejen navegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s