Cobardía del jefecillo

Cobarde. Ante sus compañeros masculinos pasa de puntilla. Frente a los jefes, pelota hasta la asfixia (mira que decir que un correo que no es más que spam es un aviso importantísimo sólo porque ese jefe lo dice ¿De verdad que hay una secta que mata al primero que le enciende las luces desde su coche?). Frente a los demás, un pobre machaca que se dedica a dar soporte en las casas, en los viajes,… No se atreve más que con más débil. Esa buena mujer que se ha armado de valor y no firma la evaluación.
Le llegan avisos: afíliate al sindicato, pide el traslado, busca un padrino,…. Y es verdad. Los miserables y programados sectarios, tropa y carne de cañón, no sabe hacer feliz a nadie pero como difama, ataca y destroza la vida de tantos. Porque esta en juego la salvación del genero humano. Tendríamos que tener un rito de iniciación para llegar a ser adultos. Dos bofetadas y un aviso de cuando tienen que recodarlas. Sé que tiene que haber de todo pero que por favor queden hombres de verdad en cada lugar donde sea necesario.

Anuncios

Un comentario sobre “Cobardía del jefecillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s