Google y lo males menores

Por fin una empresa se atreve a ver la vida tal y como es. La mezcla de bien y mal, la aceptación de que el mundo es todo menos perfecto. Las razones de China para llevar a un aterrizaje organizado a una sociedad moderna o que tenga su propia visión del comunismo post-moderno, es otra discusión. Las sociedades occidentales, aquí lo enormemente fructífero, saben que las únicas vías de gestión de conocimiento y de profesionalidad las ejecutan las empresas y nos los acuerdos entre Estados. Si la razón de Estado, la corrupción más sofisticada que ha inventado el hombre, da paso a la razón de la realidad, podemos dejar atrás muchas cosas. Por ahora, China puede ser todo lo que se quiera. El mundo islámico ni si quiera lo ha intentado y pronto veremos que la fuerza del número de China nos librará de las hordas de miserables que están naciendo al calor de fanatismo. La decisión de Google es la decisión de todas las mujeres y hombres de empresa que son los únicos que pueden decir cual es la fuerza de rozamiento que los individuos, culturas, sociedades y administraciones contra la libre iniciativa. Esta iniciativa es la que esta creando valor y conocimiento.

Anuncios

2 comentarios sobre “Google y lo males menores

  1. Me hace gracia lo del “Por fin…”, como si estuviese rompiendo con algo. Pues creo que la inmensa mayoría de las empresas son así: ven el mundo imperfecto y lo aceptan. Pero luego no quieren que ese sea el mensaje que les identifique y en sus declaraciones de principios hablan de otra forma. Y claro, después a quejarnos de falta de credibilidad y otras historias.
    Bueno, yo creo que si Google “se atreve” como bien dices, no hubiese tenido que proclamar el famoso “don’t do evil”. Lo que está haciendo creo que es lo mismo que hace todo el mundo. No veo cuáles empresas actuan de otra forma.

  2. Lo que me parece que se ha roto es la frontera de imponernos las empresas una realidad cruda: muy a su pesar la vida no es como para poder decir blanco / negro.
    Que una empresa publique que ha tenido que sopesar las cuestiones morales en juego y elegir el mal menor, pues me hace respirar. Ya no son esas que no ven más que pasta y aterrizan, despreciando a los agentes del país, para comprarlos y corromperlos. No todo es la pasta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s