Enrique Dans atacado

Como era de esperar, los salvadores de la Humanidad, en la rama que haya tocado, han hecho de las suyas. A Enrique Dans le han amargado el viernes y a su mujer le han obligado a limpiar de mierda un espacio transparente y único.
He aquí las explicaciones:

Ante todo, querría pedir disculpas a todos los que habéis estado durante el día de hoy conectados a los comentarios de esta página. El término astroturfing, como muchos sabréis, se refiere al ataque intencionado a un foro o blog por parte de una persona o grupo de personas que intentan dar una apariencia de espontáneo, de comportamiento multitudinario, e inundan una página con comentarios insultantes, fuera de tono o difamatorios, a menudo suplantando identidades. Pues bien, coincidiendo con el curso que estoy impartiendo en Palma de Mallorca, que me ha tenido todo el día, desde las 09:00 a las 19:00 dando clase en la CAEB, una persona o personas, desde una única IP, se ha o han dedicado, utilizando múltiples identidades, a introducir en diversas entradas más de setenta comentarios de variados tipos: difamatorios en los que afirmaba que yo habia copiado no se qué entrada de otra publicación (afirmación cuyo posible fundamento ni siquiera me he molestado en mirar, primero, porque obviamente sé que no lo he hecho, y segundo, por ser una publicación que, sin ánimo alguno de desprecio, no he leído nunca), insultantes a todos los niveles, y, lo más grave, una oleada de comentarios en los que se hacían pasar por mí, firmando como Enrique Dans, simulando respuestas mías e insultando a algunos de mis comentaristas habituales. El principal perjudicado, según he visto, ha sido mi amigo Gorki, quien creyó que efectivamente era yo y tomó el comentario como una ofensa directa que partía de mí, ante lo cual afirmó que no volvería a pasarse por aquí. Todo esto lo cuento “de segunda mano”, dado que no he llegado prácticamente a verlo: como estaba en clase, sólo se me ocurrió llamar a casa y pedir a mi mujer (gracias, cielito) que moderase manualmente los comentarios, y posteriormente, al ver que ese hijo de puta proseguía en su actitud, optar por poner todos los comentarios en moderación, como de hecho me temo que tendrán que permanecer una temporada hasta que decida qué puedo hacer ante este ataque. La idea de tener los comentarios moderados me horroriza, porque creo que coarta muchísimo todo diálogo basado en el intercambio rápido de mensajes, pero tal y como ha sido la cosa hoy, creedme que no queda otro remedio. El asunto ha sido de verdad enormemente desagradable.

De nuevo disculpas tanto a los posibles afectados por insultos, como a aquellos que simplemente os pasasteis a leer y comentar, y os encontrásteis “la casa hecha un asco” por la incontinencia verbal de un sujeto tan profundamente desagradable. En cuanto consulte algunos temas, tomaré una decisión sobre qué hacer en este caso.

ACTUALIZACIÓN: Al revisar los comentarios borrados, he comprobado que el presunto incidente con Gorki también ha resultado ser obra del mismo enfermo, que también lo suplantó a él, llegando a simular una conversación completa entre dos personalidades suplantadas, la mía y la de Gorki. Alucinante. Hay que estar verdaderamente muy mal para hacer algo así…

ANIMO ENRIQUE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s