Carta abierta a Redes Cristianas

Estimados
He estado colaborando, menos de lo deseado, en la JMJ en mi parroquia. He tratado de cuidar lo mejor posible a los peregrinos y he seguido, menos de lo deseado, los actos centrales de la JMJ. Tener cuatro hijos pequeños nos limita mucho a mi mujer y a mí en el tiempo que podemos dedicar a la Iglesia.
He seguido con asombro vuestra participación y vuestro apoyo a las manifestaciones que recorrían parte de Madrid estos días. La convocatoria se centraba en los problemas de la financiación y, en algún medio, uno de vuestros portavoces resumía vuestra postura, perdonar si me equivoco, ya me corregiréis, sobre la imagen de poder que daba la Iglesia y la falta de un manifestación profética a favor de los excluidos sociales.
El asombro dejo paso a la vergüenza y al dolor al ver la parafernalia difamatoria, injuriosa y denigrante contra personas, signos y símbolos católicos. El dolor y la pena fueron en aumento al oír las injurias, difamaciones y amenazas contra personas que portaban algún signo de peregrino de la JMJ.
Ha sido especialmente doloroso ver las imágenes que circulan por Internet y que son obra de vuestros convocados.
La violencia gratuita, la manifestación del odio y de la sinrazón puede que se deba a vuestro pobre poder de convocatoria o, lo que es peor, que no reconocéis los frutos que la Iglesia Católica ha tenido durante estos días.
Más dolor y pena cuándo, pasadas las horas, pasados los días, no hay un comunicado para pedir perdón, para explicar que jamás se ha pretendido semejante manifestación pública en contra de las creencias de millones de personas.
Buscar el protagonismo de forma vil y parasitaria aprovechando la JMJ se ha de reconocer como una actitud personal y colectiva bastante miserable. No encuentro ningún valor cristiano en ello y mucho menos valor católico.
El rastro de la miseria dejada podría resumirse en estos puntos:
• Habéis mentido con la convocatoria por un estado aconfesional al insultar a peregrinos por sus creencias
• Habéis demonizado el #15M y el deseo de todos que no se manipule por grupos como los vuestros.
• Podéis estar de acuerdo o no con las ideas, pero las personas merecen todo el respeto.
• Los peregrinos han demostrado ser verdaderos pacíficos, verdaderas mujeres y hombres de Fe al no entrar en las provocaciones.
No nos representáis, no sois nadie para decir nada en nombre de nadie, no habéis sido elegidos por nadie para nada, sois sólo asociaciones que persiguen, a cualquier precio, por lo visto, unos fines y objetivo particulares, respetables, pero limitados y carentes de más legitimidad que le da vuestra adhesión, incondicional y fanática, por lo visto.
Perdida esa poca legitimidad, abusando cualquier respeto a las personas y después de vuestro silencio, vuestra voz ha quedado rota y sin sentido.
Soy lo que vosotros llamáis “cristiano de base”, un padre familia católico, que no pertenece a nada más que a su parroquia. Os escribo esta carta porque no quiero que mi silencio sea cómplice de vuestra miserable actitud contra los peregrinos de la JMJ.
Un saludo y hasta siempre.

One thought on “Carta abierta a Redes Cristianas

  1. Completamente de acuerdo. Me duelen los fastos y el boato de la Iglesia, he estado en desacuerdo con el circo organizado alrededor de la JMJ, pero respeto quien ha vivido se Fe desde estos actos. Lo que no puedo respetar es a los que insultan y atacan, sean marxistas, cristianos o mediopensionistas. La Iglesia es mi madre, la puedo criticar y disentir de ella, pero a las madres no se las insulta ni ataca. ¿Por qué se llaman cristianos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s