Vamos, vamos, podemos…

El Rey ha abierto el mensaje que todos esperábamos. Somos los españoles normales, los que sacamos adelante nuestras familias, los que podemos sacar adelante España.

¿Ahora? ¿Quién ha pagado la fiesta de tanta gentuza que ha vivido como un elegido de los dioses para gastarse mi dinero y el de todos, para engordar sus cuentas privadas?

¿Ahora? ¿Quién se supone que ha mantenido mi familia? Marta y yo, cuando nos hemos hecho cargo de 4 hijos, ¿hemos tenido en cuenta, hemos descontado, la pobreza que esta gentuza nos traería como regalo?.

Alguno se piensa que le hemos delegado el poder, la capacidad de decisión y que sus errores son el precio que tengo que pagar. Alguno se piensa que he participado en la estafa piramidal de las burbujas por el hecho de cambiar de casa porque, literalmente, no cabíamos. Yo y otros millones más NI hemos cambiado de coche, NI hemos cambiado de casa, NI nos hemos permitido crédito alguno. Nosotros, muchos millones, hemos vivido de espaldas al consumismo de nuevo rico de derechas que Aznar puso de moda. Muchos, millones, jamás hemos caído en el consumo alocado.

¿Por qué? Hemos elegido. Hemos vivido las virtudes más profundas de Occidente, más queridas por todos y menos vividas por nuestros gobernantes. Esa austeridad, ese control del gasto, eso de poner en sus sitio a vividores, yernos y esa ristra de familiares lo llevamos haciendo años.

Pero no nos dejan estos derechas y estos de izquierdas que se creen que la vida es lo que dice la marca del coche, de la camisa, de los zapatos…

Y a mí, especialmente, por ser católico, las sectas de cada partido entre mis hermanos en la Fe no hace más que pedirme el voto útil a una sigla o a otra, según dónde me toque ir a misa.

Nunca me he sentido más libre y pleno como ser humano, a la vez que soporto a tanto jugador con las cartas marcadas. Esa es la impotencia que se siente en este país: ni la justicia es para todos igual, ni la moral es la misma para los corruptos.

Me llama el Rey a sacrificarme por España. Si eso no significa que él y los partidos empiezan a fletar aviones para colocar en USA a tanto chorizo, no podré hacerlo. Yo y millones como yo no somos el problema y sólo somos una parte de la solución. No confío, ni estoy motivado, ni tengo ganas. Mandan los de siempre con las mismas obsesiones por aparentar, diferenciarse y poner a todo un precio, corruptos corrompiendo. Si esa gentuza sigue en el juego ¿qué quiere el Rey que hagamos?

La verdad es que ha sido el primero en dar ejemplo y sacrificado a su yerno. Ahora que mueva ficha Felipe González, Aznar, ZP y que Rajoy administre esa catarsis en beneficio de todos.

Si no es así, déjame en paz, Juan Carlos, que yo si que vivo de mi trabajo y quiero un #15M más fuerte y claro que nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s