Funcionarios y déficit público

Desde hace unos meses, el Estado, en su gasto, es el culpable de todos los males. Siempre que aparece el malo de la película, tenemos que estar precavidos. Una simplificación así de todos los problemas humanos, en principio, es sospechoso.

Desde la llegada de la derechona al poder, todo lo que nos hace solidarios, todo lo que nos hace ser mejores personas, se ha derivado en la causa de todo mal.

Es cierto que los sindicatos están alquilados a las necesidades de los partidos de izquierdas. Pero también es cierto que necesito que existan. No es suficiente criticar a los que existen para cargarse la misma existencia de los sindicatos.

Es cierto que los partidos políticos son necesarios pero no pueden asfixiar cualquier otra actividad, organizada o no, que quiera servir de voz y expresión de mis ideas o necesidades.

Es cierto que los profesionales tenemos que poder organizarnos como nos de la gana para hacer lo que más nos convenga, sin que los partidos, a través del Estado, califiquen esas actividades como correas de uno u otro partido.

Lo más asombroso es que esos liberal no sé qué o neocon viven la impostura más sangrante que se pueda dar.

Aznar, Botella, Guindos, etc, etc. son funcionarios de carrera que NO han renunciado a sus puestos.

Son tan liberales, arriesgan tanto, son tan libres, asumen tanto riesgo que si les va mal en la empresa privada, podrían volver a su colchón dorada de la Administración.

Al final, unos seres dedicados a la vida supuestamente regalada de la Administración y sin curriculum que de cuenta de su capacidad de riesgo, se comportan como conversos de no sé que Fe para ver todas las virtudes del lado de las multinacionales.

Se puede ser más interesado, más o menos listo, pero no se puede ser más hipócrita y más mendaz. Cuando yo no pierdo nada, cuando no se arriesga nada ¿quién podría parar una burbuja donde todos el beneficio es para quienes tienen el poder político? ¿quién va a parar que se pongan en venta las Cajas de Ahorro tras sanearlas con dinero publico en favor de Bancos que tienen, como pago, colocados a todos y cada uno de los políticos, familiares y amigos?

No tengo confianza en Botella o en Aznar cuando hijos y yernos viven de quienes se benefician de sus carreras políticas.

No puede fiarme de Aznar que no vuelve a su carrera de funcionario sino a las prebendas de cargos en empresas que le deben favores y con una carrera política que no tiene nada que enseñar que no sea el robo y la rapiña?

No puede fiarme del PSOE que, por necesidades prácticas, por su incapacidad ideológica, no es capaz de renunciar a su carácter socialista y pasar a ser el partido que contrapese a la derechona.

Nos han dejado solos, como a los de Tudela, sin familia, sin sindicatos, sin partidos, sin organizaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s