Leo en El Confidencial

El pasado 2 de noviembre los alumnos de Gregory Mankiw en la Universidad de Harvard decidieron abandonar su clase de la asignatura “Economics 10” con la intención de quejarse por lo que ellos consideran un abuso de su profesor, y por el carácter manipulador de la economía académica que estudian.

Según han declarado los estudiantes en una carta dirigida a Mankiw, se ausentaron de la clase por “el descontento con el carácter sesgado inherente a este curso de introducción a la economía… por la manera en que este enfoque afecta a los estudiantes, a la Universidad y la sociedad en general… [y por tratarse de] un curso que expone una visión específica -y limitada- de la economía que, en nuestra opinión, perpetúa sistemas económicos problemáticos e ineficaces, favoreciendo la desigualdad en nuestra sociedad”.

Por menos, por mucho menos, algunos gañanes que me rodean me han llamado rojo o progre.

Por menos, por muchos menos, estos gañanes se dejan llevar por ladrones y corruptores.

Lo cierto es que somos cada vez más los que salimos de la complicidad moral y la coartada moral de ser o no de izquierdas o derechas.