Levine, Locke, Searls & Weinberger

Viene bien recordar algo de hace unas décadas. Puede que alguien crea que se puede seguir siendo pogre o conservador. No queda nada donde agarrarse y sólo les queda robar, aprovechar que aún les queda el paso por el poder.

Para las corporaciones tradicionales, las conversaciones interconectadas parecen un mar de confusión. Pero nos estamos organizando más rápido que ellas. Tenemos mejores herramientas, más ideas nuevas, y ninguna regla que nos detenga.

Lo más lamentable es que aún tenemos algunos que juegan a ser los partidos o las ideologías del siglo xxi.

Lo dicho, viene muy bien recodar algo de hace unas décadas.

Anuncios